Desestancarte

La sensación de estar estancado puede generar un enorme sufrimiento, frustración, desesperanza y una alta dosis de estrés. La vida tiene distintas áreas: – familiar, laboral, personal, social, espiritual… – y aunque el estancamiento se concentre en una de ellas, poco a poco e inevitablemente, todas las demás se irán afectando.

A pesar de que el estancamiento produce emociones y sensaciones desagradables, puede ser muy positivo ya que es una llamada de atención de la vida que nos está diciendo que las cosas no van bien, y que necesitamos un cambio. El estancamiento, por extraño que suene, muchas veces nos sirve para ponernos en MOVIMIENTO y comenzar a construir la realidad que deseamos vivir. 

Lo primero que debes hacer es preguntarte: ¿qué quiero de mi vida, y qué necesito para conseguirlo? Muchas veces es necesario fraccionar las metas grandes y comenzar con pequeñas metas más alcanzables, que nos acerquen al objetivo final.

En Positivia podemos acompañarte a superar aquellos obstáculos por los que te has ido estancando, a tener claridad acerca de quién eres, qué quieres de la vida, y cómo puedes trabajar para conseguir aquello que deseas. Recuerda que, aún el viaje más largo… comenzó con un primer paso.

¿Estás listo para escalar las montañas que surgen en el camino de tu vida? Ponte en contacto con nosotros.